Entradas recientes
Entradas destacadas

EL PUEBLO SELK’NAM ESTÁ VIVO y celebra el año nuevo indígena

El principio...


Desde tiempos inmemoriales, los pueblos hijos de la Tierra han recibido el solsticio de invierno como una renovación de vida y con un carácter de festividad, tanto de agradecimiento por todas las bonanzas recibidas en el año, como de peticiones para el nuevo ciclo de vida que se inicia. Esta celebración de la renovación de la vida, se vio opacada durante la evangelización católica, y suplantada por los festejos de la noche de San Juan, relegando a segundo plano la celebración originaria, siendo prácticamente olvidada con el tiempo. Sin embargo, esta fecha ha sido rescatada del olvido por organizaciones mapuche y desde hace varios años ha venido tomando mucha fuerza en Chile.


Esta celebración de la renovación de la vida, se vio opacada durante la evangelización católica, y suplantada por los festejos de la noche de San Juan, relegando a segundo plano la celebración originaria, siendo prácticamente olvidada con el tiempo. Sin embargo, esta fecha ha sido rescatada del olvido por organizaciones mapuche y desde hace varios años ha venido tomando mucha fuerza en Chile.


El Wiñol Tripantu


El Wiñol Tripantu, o año nuevo mapuche, es una celebración que se festeja indistintamente en todas las culturas americanas, pues es un acontecimiento astronómico que no pasa inadvertido para quienes tienen esa conexión con la Madre Natura y se rigen por sus cambios estacionales y el anuncio de las estrellas.

​El mes de los pueblos indígenas

En Chile, el mes de junio es el mes de los pueblos indígenas, quedando el día 24 como el Día Nacional de los Pueblos Originarios, y dando paso así a la posibilidad de que la población indígena pueda vivir sus ceremonias y rituales ancestrales con más libertad y menos restricciones. En la fecha se celebra la llegada de la nueva estación, acontecimiento festejado con rituales sagrados y distintas manifestaciones según cada cultura. Cabe destacar que la ley chilena solo reconoce a nueve pueblos indígenas (2).

Estamos vivos…

El año 2015 marcó un precedente importante, y es que por primera vez después de más de un siglo, pudo festejar el cambio de estación un pueblo al que erróneamente se creía extinto; este error se debe probablemente a una mala información o a la falta de ánimo para corregir una historia, que si bien es cierto está bien contada desde la vivencia personal de quienes la contaron, está incompleta.

Más de un siglo ha pasado desde que equivocada y convenientemente se ha pregonado y educado a todo el mundo con la idea de que el milenario pueblo Selk’nam está extinto, y que de él no queda más que un par de grabaciones de Ann Chapman, quien grabó a la cantante y chamana Lola Kiepja, supuestamente “la última mujer Selk’nam” de la historia.

… A pesar de los secuestros de niñas y niños, y otros crímenes

Hay un detalle que parece haberse escapado a los ojos de las antropólogas, antropólogos e historiadores, lo que no sorprende, puesto que eran extranjeros; sin embargo llama mi atención que tantos gobiernos hayan carecido de la voluntad de investigar el destino de tantos niños que fueron sacados de la Patagonia y llevados a otras ciudades, entregados “en adopción”, tapándose un tráfico de niños y niñas usados para mano de obra o para el servicio de las casas de los colonos de la época.

​ Estos niños crecieron y mantuvieron sus recuerdos; muchos de ellos, obligados a callar su lengua, la olvidaron. Pero ocurrió que otros, con un poco de más edad al momento de ser sacados de sus familias y despojados de su cultura, la conservaron silenciosamente y la traspasaron a sus descendientes.

Esta parte de la historia no es posible encontrarla en las redes informativas, y tampoco hay libros que entreguen estos antecedentes, porque no hubo ni un chileno que se atreviera a decir que los hijos del pueblo selk’nam estamos vivos.


EL XÓOSINK, tiempo de nieves

Es cierto que tanto en los canales Australes como en la Patagonia no se celebra el año nuevo indígena de la misma forma que en el resto del continente. Tampoco quedamos indiferentes a este cambio de ciclo que marca la renovación de la vida. Por primera vez celebramos nuestro solsticio en 2015 en la comuna de Santiago, junto al pueblo Mapuche y el Pueblo Aymara.

Para el Pueblo Selk’nam, la llegada del invierno o “xóosink” (tiempo de nieves) era el momento de unirse al calor de las fogatas, cuando los ancianos recordaban historias antiguas, y contaban a los más jóvenes cómo había sido cuando llegó por primera vez la nieve, cuando lucharon con los primeros vientos, o cuando se pensó que el sol se alejaría para no regresar. Estas reuniones eran propicias para cantar, recordar canciones antiguas y bailar emulando a la Naturaleza.

En 2015 y por primera vez, la municipalidad de Santiago nos acogió y nos valoró como lo que somos, los hijos e hijas de un pueblo que a pesar de aparecer extinto por el discurso oficial, o como un recuerdo romántico al que hasta ahora se le ha sacado bastante provecho, estamos vivos y vigentes.


El 23 de junio de ese año, el museo Casa Colorada de Santiago, celebró el año nuevo indígena, apoyado por la alcaldesa de ese período: tres pueblos unidos en la hermandad (Mapuche, Aymara y Selk’nam), festejamos el solsticio con expresiones tradicionales. Para nosotros fue el baile y el canto, en una muestra que por primera vez se hacía en el marco ceremonial que merece, después de transcurrir más de cien años.


El “baile de la ballena” fue presentado por nuestras mujeres y hombres, reviviendo en la mente de quienes asistieron, la cultura de un pueblo que había permanecido silenciado.

__________________________________________________________________________

(1) Poeta y dirigenta del pueblo Selk’nam de Chile.

(2) Aymaras, likanantay, quechuas, collas y diaguitas, rapanui, mapuches, kawashkar y yámanas.

(3) Antropóloga franco-estadounidense.

#selknam #pueblosindígenas #pueblosoriginarios #resistenciacultural

No hay tags aún.
Buscar por tags
Archivo

Circulo Abierto - Santiago de Chile, 2017 - contacto@circuloabierto.cl