Entradas recientes
Entradas destacadas

LAURA ALBORNOZ Y LA NO-PRIMARIA DE LA CENTRO-IZQUIERDA


"Me parece equivocado pensar que uno puede tener la verdad absoluta y desechar la idea de construir grandes mayorías y avanzar en conjunto"

La ex ministra de estado y doctora en Derecho Civil, es profesora de claustro en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, donde se desempeña también como investigadora en derechos humanos de las mujeres, familia e infancia. Fue vicepresidenta nacional del PDC hasta que se integró al directorio de Codelco en 2014, siendo la primera mujer en ese cargo.


En 2008 fue elegida presidenta de la Comisión Interamericana de Mujeres de la OEA. Tiene a su haber el patrocinio e impulso de numerosas iniciativas legales para el mejoramiento de la democracia. Le preguntamos sobre la contingencia electoral en el país y por qué Carolina Goic la llamó machista.


CA: Ha habido algunos episodios de desencuentro entre usted y la candidata presidencial del PDC, Carolina Goic, que han sido mencionados en algunos medios. Ella ha dicho que sus palabras son machistas. ¿Qué tiene usted que decir sobre eso, considerando que usted fue ministra del Sernam?


Bueno, encuentro riesgoso que se instalen ideas como esa, y lamento que lo haya dicho públicamente, pues le quita validez a un proceso de crítica legítima. Mi camarada no aceptó mi mensaje y ataca a la mensajera. Por otro lado, considerando que está en boga la identificación de posverdades, debería alejarse de la posibilidad de ser confundida con uno de sus agentes y a la vez confundir a las personas que finalmente elegirán dónde marcar su voto en noviembre de este año.

Yo me referí a que no es bueno rodearse de obsecuentes o yeswomen que muchas veces encubren intereses personales o de grupos, por sobre los intereses colectivos de la DC y por cierto, de las chilenas y chilenos.


CA: ¿Qué le parece que se disuelva la coalición actualmente en el gobierno y se apunte a un escenario político de 3 vías?


Me parece que Chile ha avanzado en el último tiempo, desde la recuperación democrática, principalmente en una forma de hacer gobierno en coalición, que permite no sólo aglutinar las fuerzas políticas y ordenarlas, sino también resistir en cierta forma la alta abstención que está presente en Chile y que es propio de las democracias que se van consolidando –lo que no es bueno pero está– como un elemento entorpecedor del proceso democrático… como un mecanismo de demostración de repugnancia o de rechazo al comportamiento político de lo que se ha dado en llamar la clase política.


CA: ¿Hacia un partido bisagra?


Me parece que intentar una búsqueda de soluciones que son en cierta forma… mesiánicas, donde un solo partido, por su sola filosofía e ideología, con representantes que muchas veces han sido cuestionados por su comportamiento inconsecuente con lo que han prometido defender, realmente tiene pocas posibilidades de obtener el resultado electoral que se añora. Ese es un factor estratégico y de carácter político, por lo cual la idea de las 3 vías me parece más bien un imposible, una quimera con la cual algunos en el partido nos entusiasman principalmente –pienso– con la finalidad de ser un partido más pequeño y más manejable, que pueda constituirse en un partido bisagra que en las negociaciones pueda obtener buenos resultados, y sin las limitaciones que significa tener una gran cantidad de representantes en el parlamento, con cada uno de los cuales hay que negociar cada uno de los proyectos de ley que el gobierne presente.


CA: Usted habló en una entrevista, sobre la defensa de intereses partidarios, versus el interés de todo un país…


Aparte de un interés instrumental, desde el punto de vista ideológico me parece equivocado pensar que uno puede tener la verdad absoluta y desechar la idea de construir grandes mayorías para avanzar en conjunto y con mucho diálogo, en las reformas estructurales que Chile requiere. No basta una sola idea, sino que se requiere de muchas ideas; por lo tanto, trabajar en coalición es un buen mecanismo que le va a dar más seguridad al buen funcionamiento del gobierno.


CA: Díganos qué piensa de un eventual regreso de Piñera a La Moneda


Me da la impresión de que Sebastián Piñera no solamente no aglutina políticamente a la derecha, que todavía alberga resabios golpistas que conviven con ciertos actores, en especial los más jóvenes, que se han sumado a las posiciones más liberales, sin una adscripción ideológica más clara, pero que dejan de lado para reprochar el golpe de estado y la violación de los derechos humanos en Chile.

La de Piñera es una candidatura que mezcla una derecha mercantilista, economicista –de cuyo pensamiento participan muchos de izquierda también…. que compraron el modelo tal cual fue entregado por la dictadura–. Entonces, confluyen muchos sectores de derecha que Piñera no necesariamente representa y no creo que construya la mayoría necesaria para consolidar políticas de gobierno de mediano y largo plazo. Pero si bien en la derecha son responsables si es que lo llevan de candidato, hoy se están sometiendo a las primarias, un mecanismo de fortalecimiento democrático que, lamentablemente, la Nueva Mayoría no va a tener.


CA: ¿Y Piñera como individuo?


El personaje en particular es la antítesis de lo que uno esperaría que gobernara el país. Ese sentimiento lo tuve yo y lo hemos tenido en el sector desde que asumió la presidencia, con los fraudes ya conocidos, con un fideicomiso que organizó en forma tardía y escasamente, como hemos sabido con posterioridad. No olvidemos que está siendo juzgado y ha declarado ante la justicia por numerosas situaciones, no sólo en el caso Bancard, sino varias otras que están, si no en el límite, están al lado contrario de la conducta ética que uno demanda de un líder público.


Raya para la suma, me parece que la derecha no ha tenido la capacidad de renovarse. Y los mismos conflictos los tiene la izquierda y la centroizquierda en Chile. Hay un fenómeno que atraviesa a los partidos y sectores políticos, que hace que tengamos tan estancadas nuestras democracias, sobre todo en la región: la incapacidad de reaccionar y asumir las culpas para cambiar el rumbo frente a actos de los cuales la ciudadanía se ha enterado y que recrimina con mucha fuerza.


CA: Finalmente, el conglomerado de derecha, Chile Vamos, y el izquierdista Frente Amplio, serán los únicos que tendrán la publicidad y los recursos que proporciona el hecho de tener primarias legales…


Sí, son 110 días de ventaja, con propaganda gratuita de las precandidaturas. Pero por sobre todo, incumpliendo la promesa que se hizo cuando se aprobó la ley de primarias, uno de los mecanismos que en América Latina se han utilizado para el fortalecimiento democrático. Recordemos que en el primer gobierno de la presidenta Bachelet se envió un proyecto de primarias públicas y luego se aprobó un proyecto sobre la materia en 2012.


La ley de primarias significó recursos fiscales, la remuneración que se les pagó a los parlamentarios durante su tramitación, y pretendía justamente motivar la participación de la ciudadanía. Sin embargo, hoy la Nueva Mayoría está rehusando utilizar el mecanismo con la convicción de que una especie de designio divino nos hará llegar hasta la primera vuelta.


CA: “Exijo una explicación”


Hemos visto una incapacidad de consultar a la ciudadanía, de dialogar y negociar entre los socios o aliados, de decir qué cosas nos molestan y nos entorpecen para así construir coaliciones sanas. Creo que ha habido un déficit democrático y especialmente, una torpeza política al no realizar primarias, incumplir la palabra empeñada con los ciudadanos y ciudadanas, y haber convertido este proyecto en un ley de la República para luego entregarle un ventajoso espacio a las otras coaliciones políticas, que dicho sea de paso, me alegra que lo utilicen, pues para eso se legisló, y merecen un reconocimiento.


¿Qué piensa del trato en calidad de imputado que se le ha dado a Sebastián Piñera en los últimos días?

Bueno, los ex presidentes tienen un trato especial, deferente, en términos de respeto, de seguridad, remuneraciones… Es una cuestión de dignidad republicana. Hubo una declaración del Ministerio Público en el sentido de no sobreseer, pero sí señalar que no existe mérito para procesar a Sebastián Piñera respecto al caso Bancard. Ahora, hay numerosas demostraciones que hablan de su historial judicial en años anteriores. Hay un dicho campesino que dice “si el río suena es porque piedras lleva”. Resulta extraño que una persona que está entre quienes más dinero poseen en Chile y el mundo entero, pueda escapar de cada una de las investigaciones judiciales que se han incoado en su contra. Con esto no estoy afirmando ni negando nada, pero sí tengo la capacidad y atribuciones para hacer el reproche ético necesario respecto de una persona que quiere ser presidente, y que no es diferente del que le haría a alguien que realiza un “portonazo”, por no decir la verdad y estar siempre al límite de la ley.


CA: ¿Qué cambios cree que pudieron hacerse en la NM para reparar su desgaste?


Debieron hacerse cambios de caras –no me refiero solo a poner o elegir personas jóvenes–, y romper con eso de que “el que tiene mantiene”; también haber removido a todos los parlamentarios investigados por situaciones de cohecho, haber colaborado con la investigación de la Ley de Pesca, haber puesto reglas éticas más exigentes en los partidos políticos, no presentar candidatos que tuvieran conflictos con la justicia por casos de violencia intrafamiliar, pero tampoco personas sobre las cuales haya sospechas sobre su comportamiento de probidad, y establecer un límite a la reelección. Es decir, la Nueva Mayoría pudo haber sido una exitosa coalición si hubiera dejado de hacer lo mismo y con las mismas caras, y se hubiera impuesto otro estándar de conducta, otras prácticas. Creo que hubo acomodamiento, porque es más fácil que realizar cambios. Sabemos que es imperativo forzar las renovaciones, como va a ocurrir con el 40% de mujeres en las listas parlamentarias.

#lauraalbornoz #primarias #elecciones #izquierda #CarolinaGoic #democraciacristiana

No hay tags aún.
Buscar por tags
Archivo

Circulo Abierto - Santiago de Chile, 2017 - contacto@circuloabierto.cl